Clínica Abecedent

Clínica Abecedent

Categories

Preguntas Frecuentes: Odontopediatría

¿Cuándo deben empezar a cepillarse los dientes?

Cuando son bebés, hay que limpiarles la boca y los dientes con una gasa o con un dedil (específicamente diseñado para ello), especialmente antes del sueño más largo del día (que suele ser el nocturno).

En cuanto sean lo suficientemente grandes para manejar ellos el cepillo, deben cepillarse con pasta dental de 1000 ppm de flúor, pero con poca cantidad (del tamaño de un grano de arroz).

Es necesario que un adulto les ayude para lograr eliminar la placa, pero déjales que jueguen un rato ellos solos con el cepillo: es una buena forma de conseguir crearles el hábito de terminar de comer e ir a lavarse los dientes.

A partir de los 3 años ya pueden utilizar algo más de pasta de dientes, hay que poner del tamaño de un guisante y seguir con 1000 ppm de flúor; poco a poco se manejarán mejor ellos solos, pero debemos seguir supervisándoles. 

Cuando sean más mayores (a partir de los 6 años) podrán empezar a utilizar el dentífrico que use el resto de la familia o si prefieren de otro sabor más infantil, debe ser una pasta que contenga 1450 ppm de flúor y del tamaño de un guisante.

Y recuerda que hay que supervisarles y ayudarles hasta los 10 o 12 años (dependiendo de lo bien que lo hagan solos).

¿Qué hago si mi hijo se cae y se le sale un diente?

No es infrecuente que un niño, mientras está jugando, sufra una caída, se golpee la boca, y un diente (normalmente de los delanteros de arriba) se le salga de la boca.

Si es un diente de leche, deberá acudir al dentista lo antes posible, para ver si el golpe afectado a algún otro diente e incluso a los que están por salir. Puede coger el diente con cuidado y llevarlo a la clínica, pero no intente volver a colocarlo.

Pero si el diente ya es uno de los definitivos, de los de adulto, tendrá que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Es importantísimo que no frote el diente: puede ponerlo bajo un chorro suave de agua, pero sin frotarlo en ningún caso.
  • Intente sujetarlo al cogerlo por la parte de la corona, es decir, por la parte que sobresale de la encía, no por la raíz (que es lo que suele estar dentro de las encías).
  • Si lo ve posible, recoloque el diente en el agujero que ha dejado en posición adecuada.
  • Si no puede colocarlo, no lo envuelva en un pañuelo, servilleta ni papel… hay que evitar que se seque.
  • Lo ideal es meterlo en suero fisiológico (serviría, por ejemplo, el líquido de aclarar lentes de contacto) o en su defecto en leche, agua e incluso saliva (puedes hacer que tu hijo lo guarde bajo la lengua, pero puede que se lo trague).
  • Acuda de forma urgente a su dentista, ya que es posible que se pueda reimplantar el diente, y cuanto menos tiempo haya pasado, mejor. Además, puede que tenga otras heridas o que necesite tomar antibiótico u otra medicación.

¿Es necesario empastar los dientes de leche?

La conservación de los dientes de leche es fundamental.

A los niños hay que tratarles las caries y evitarles infecciones, flemones y los dolores que se producen por daño en los dientes, ya sea por caries, exceso de sarro, sangrado de las encías, etc.

Y no importa si el diente es de leche, por supuesto que hay que empastarlos si es necesario.

Los dientes de leche tienen varias funciones: la masticatoria, la estética y además sirven de guía para la erupción de los dientes definitiva. Esto implica que cuando hay que extraer dientes de leche prematuramente, los espacios pueden cerrarse impidiendo la adecuada erupción de los dientes definitivos; al final podrían salir  en una posición no correcta e incluso quedarse retenidos dentro del hueso maxilar, al no tener espacio dónde salir, lo que puede traer complicaciones en el futuro.

Para no llegar a esos extremos, lo mejor es cuidar la boca de los niños, instruirlos en la adecuada higiene diaria de cepillado y llevarlos a revisiones periódicas al dentista, incluso cuando no les duela nada.

Si te ha gustado, comparte el artículo...

Artículo relacionados

Comentarios

  1. Milos Dic 16, 2014

    Hola tengo una consulta. Me hice una endodoncia hace algunas semanas y aun siento molestias intermitentes pero en la zona del pómulo. Por cierto este tratamiento lo tenía pendiente de hace muchos años. ¿Pueden las lesiones de las caries haberme comprometido el hueso u otra cosa? Gracias, saludos.

    • Dra. Casado Dic 22, 2014

      Hola; Pues efectivamente las lesiones de caries, cuando no se tratan, pueden acabar derivando en infecciones óseas y de los tejidos blandos, así como complicarse con sinusitis, etc… Sin embargo, después de un tratamiento de endodoncia es normal seguir percibiendo algunas molestias durante un tiempo. Deberías consultarlo con tu odontólogo, es él quien puede responderte mejor, ya que él podrá determinar si las molestias que tienes se deben a una cosa u otra. Un saludo.

  2. miguel Ago 7, 2015

    Al no reponer piezas faltantes, aparecen otros problemas en corto tiempo?

    la alimentacion ayuda a la salud bucal a cualquier edad o cuando ya estan formados los dientes no repercute?

  3. miguel Ago 7, 2015

    existe una predisposición hereditaria o genetica por asi decir para que la persona sufra de malposiciones dentales y caries ?

  4. miguel Ago 7, 2015

    la sensacion de un implante en cuanto se asemeja a un diente natural? seria en un 80 por ciento o menos?

    • admin Ago 28, 2015

      Buenos días Miguel. En respuesta a sus preguntas la alimentación es clave para mantener una buena salud, no solo bucal sino salud general. El control de la dieta moderando el consumo de alimentos de potencial cariogenico, junto con una adecuada higiene oral son pilares fundamentales para mantener una correcta salud bucodental a cualquier edad.
      Por otro lado si puede existir una predisposición genética a la hora de padecer ciertas malposiciones dentarias e incluso ciertas condiciones especificas que aumenten la prevalencia de la caries.
      Para finalizar, cuando se produce la perdida de una pieza dental se desencadena a su vez un proceso de desequilibrio en el funcionamiento normal de la boca que genera a su vez alteración de la capacidad masticatoria, movilidad en piezas adyacentes (migración), problemas estéticos, de índole psicoemocional, etc.. de mayor o menor calibre en función de las circunstancias concretas de cada paciente. Por ello es muy importante ante la perdida de cualquier pieza dental valorar posibles opciones para rehabilitar dicha ausencia, dentro de las cuales hoy en día están los tratamientos con implantes como opción más habitual, fundamentalmente por ser la solución mas cercana al diente natural, aunque no es la única. Un adecuado diagnostico previo es clave para conocer el tratamiento más adecuado para su caso.

  5. agostina Ago 9, 2015

    es muy dificil conseguir que una protesis que no seas implantosoportada se mentenga bien estable? he leido comentarios terribles sobre el uso de esas protesis, dificultades para comer , hablar dar un beso y demas, cuanto de cierto es esto?

    • admin Ago 28, 2015

      Buenos días. La estabilidad de una prótesis que no es implantosoportada depende de múltiples factores que son difíciles de generalizar. Desde el número de dientes a reponer, el número y estado de los dientes remanentes en la boca, así como la manera de morder que tenga son factores muy a tener en cuenta para poder darle una orientación en ese sentido. Lo ideal es siempre hacer una valoración concreta de su caso y decidir en función de sus características individuales cual es el tratamiento mas acertado para solucionar su problema bucodental. Si desea más información no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de profesionales.

  6. miguel Ago 30, 2015

    Que producto recomienda para aplicarse en las aftas bucales?

Añade tu comentario

Requerido

Requerido

Optional

*